Blog

mantenimiento-preventivo

Mantenimiento preventivo

Con la fuerte implantación de renovables que va a experimentar México durante los próximos años, es normal que los esfuerzos desde los departamentos de planificación, financieros y técnicos de los promotores estén centrados en los temas que atañen fundamentalmente los contratos del EPC tanto del tecnólogo como del BOP para dejar muy definido los temas del CAPEX; los asuntos de OPEX se estudian y analizan, pero es un escenario que entra en acción cuando la planta inicia la operación y cobra mayor importancia tras el final de garantía.

Al margen de CAPEX, es la gestión del OPEX lo que determina la rentabilidad del activo. Es entonces cuando tanto los correctivos, preventivos y predictivos se convierten en pilares básicos de la estrategia de la operación y mantenimiento la planta.

La intención de este post es comentar la importancia del mantenimiento preventivo que, sin duda, tiene que engranar en tiempo y forma perfectamente con los otros dos. Este tipo de mantenimiento es una metodología que no se aplica únicamente a un activo de generación renovable sino a todo el sector industrial. No se trata de una metodología vacía o meramente procedimental, sino que -si se planifica y ejecuta correctamente- el resultado es positivo y su acción imprescindible.

Este tipo de mantenimientos tiene el foco centrado en tres puntos fundamentales:

  1. Aumentar la disponibilidad de los equipos y/o planta.
  2. Reducir drásticamente los costes de mantenimiento.
  3. Reducir el número de averías imprevistas.

 

Además, para el promotor, el preventivo se convierte en la base de disponer de una argumentación técnica, frente al tecnólogo o EPC, para que se planteen mejoras y/o modificaciones en los diseños originales además y es fundamental para plantear la extensión de períodos de garantía.

La ventaja del preventivo radica en que durante la operación del activo se identifica precozmente potenciales averías debidas a defectos de diseño, a problemas en el montaje o simplemente a desgaste de componentes. Para ello acciones como análisis espectral, análisis de holguras y desgastes, análisis de aceite y grasas, análisis termográficos, análisis de envejecimiento eléctrico, análisis de descargas parciales, etc..son las herramientas que disponemos para ejecutar el preventivo junto a la ejecución e interpretación de los análisis de datos, que es un aspecto técnico en el que REVERGY aporta un claro diferencial.

Todo es trabajo tiene conlleva una reducción drástica del número de averías imprevistas y la identificación y seguimiento de defectos hasta su reparación en tiempos muertos que permiten un aumento de disponibilidad y una reducción significativa de los costes de mantenimiento. Componentes tan críticos como reductoras o multiplicadoras puedes suponer una reducción de costes de repuestos del 60%.

Al igual que en otros países como Europa, Asia o Latinoamérica, REVERGY seguirá participando tanto en la definición como en la ejecución de estos trabajos aportando su conocimiento, know-how y estructura local para garantizar una mejora de la disponibilidad y una reducción en los costes de mantenimientos a través de procedimientos internos.